jueves, 27 de marzo de 2014

Caso Madeleine McCann: El caso Madeleine en el embrollo de siempre

Portugal Newswatch

Reflexiones sobre temas de actualidad en Portugal por el periodista y escritor Len Port

26 marzo 2014

Las noticias de la investigación sobre la desaparición de Madeleine McCann parecen girar haciendo círculos. Las “revelaciones” acaban siendo viejas historias recicladas. Los “sospechosos clave” van y vienen y luego son sacados de nuevo. Las “nuevas pistas” parecen no llevar a ninguna parte.

El Mirror ayer (25 de marzo) declaró: “La investigación del Mirror revela que el depravado David Reid estaba escondido en el Algarve en la época en que Madeleine McCann fue secuestrada de Praia da Luz.” El Daily Mail le siguió hoy con la misma historia.

Lejos de ser esto una noticia, el historial delictivo de Reid y su presencia en Carboeiro fue publicado por el News of the World en 2006. Noticias similares aparecieron en los periódicos portugueses en mayo de 2008.

Un músico popular y conocido en la localidad como “Dave el irlandés”, Reid admitió que había cumplido 18 meses de una condena de tres años por abuso sexual y conducta obscena, como resultado de las denuncias de sus propios hijos.

Pero él insistió en que no era un pedófilo y dijo a los reporteros en 2008 que estaba “contento de que los secretos hubieran visto la luz.” Tenía la esperanza de la gente lo dejara “vivir en paz”.

Por supuesto no contaba con una “revelación” como resultado de una “investigación” del Mirror seis años después.

El punto esencial de la última declaración dada por la policía del Met en Londres sobre su investigación también sonaba notablemente similar a lo que ha sido de dominio público desde hace tiempo, pero la llamada prensa “cualificada”, junto con los tabloides, la publicaron en masa como si fuera no solo una nueva pista candente, sino incluso como un “gran descubrimiento”.

La declaración del Met apeló por más información sobre “una serie potencialmente vinculados de doce crímenes que tuvieron lugar entre 2004 y 2010, sobre todo en temporada baja, donde un intruso masculino accedía principalmente a villas turísticas ocupadas por familias británicas que estaban de vacaciones en el Algarve Occidental.”

En cuatro de los casos, el intruso presuntamente abusó sexualmente de cinco niñas blancas, con edades comprendidas entre los siete y los diez años, en sus camas.

Experimentados ex-oficiales de policía, dirigidos por el Inspector Dave Edgar y contratados por los padres Kate y Gerry, investigaron abusos sexuales de al menos cinco niñas británicas ocurridos entre 2004 y 2007. Sus descubrimientos fueron descritos con cierto detalle por el News of the World en mayo de 2009.

Kate McCann también escribió sobre los abusos en su libro publicado en mayo de 2012 “Una de las piezas de información más preocupante y angustiosa que emergió al principio fue el registro de delitos sexuales contra niños en el Algarve. Este descubrimiento me hizo sentir físicamente enferma. Leí sobre cinco casos de niñas británicas que estaban de vacaciones que sufrieron abusos sexuales en sus camas mientras sus padres dormían en otra habitación. En otros tres incidentes, los niños encontraron un intruso en sus dormitorios y posiblemente fue perturbado antes de tener la oportunidad de llevar a cabo el abuso.”

Sin embargo incluso The Times se sintió movido la semana pasada a informar que “Un agresor sexual que se aprovechaba de niñas británicas que estaban de vacaciones con sus familias en el Algarve es el principal sospechoso en la desaparición de Madeleine McCann hace siete años., dijo hoy la policía.”

Otros sospechosos “clave” durante los últimos meses han incluido gitanos, limpiadores británicos, falsos trabajadores sociales de Europa del Este y dos misteriosos hombres de habla alemana, pero según la última declaración del Met, los testigos describieron al presunto agresor sexual solitario como “de pelo oscuro (con tez bronceada) y pelo corto desaliñado.”

El Met no identificó al último sospechoso “clave”, pero un titular en el Guardian el día después del llamamiento del Met rezaba: “Sospechoso del caso Madeleine McCann murió en 2009.”

Llamaron a esto “revelación” obtenida de “una fuente cercana a los investigadores portugueses.”

Por supuesto, lo habíamos leído todo antes.

A principios del pasado mes de noviembre, el Daily Mail, entre muchos otros periódicos, citó y publicó la imagen de un africano de 40 años, diciendo que la policía portuguesa creía que podría haber asesinado a Madeleine dos años antes de morir en un accidente de tractor.

Esta revelación llegó poco después de todo el alboroto del Crimewatch de la BBC sobre el nuevo retrato robot que acabó por no ser nuevo en absoluto, representando un hombre que desde luego no se parecía al africano negro.

La fuente del Guardian dijo que el hombre fallecido había estado en el centro de la investigación policial portuguesa desde que habían reabierto el caso el pasado octubre, pero no habían llegado a ninguna conclusión definitiva sobre él.

“Podría” haber estado implicado en los cinco abusos a niñas blancas –e incluso en la desaparición de Madeleine– pero no era más que una “posibilidad”, dijo la fuente.

El Guardian también corrió una historia la semana pasada titulada: “Madeleine McCann: un descubrimiento que podría ser devastador.”

No significaba devastador para la viuda del africano difamado, un hombre sin ningún historial de haber molestado a niños y sin ninguna oportunidad de defenderse.

El Guardian explicó que al identificar una serie de agresiones sexuales, la policía del Met había hecho un gran descubrimiento en su investigación, pero que en base a casos similares, “podría significar el final de las esperanzas de que Madeleine esté viva.”

Es una esperanza que muchos han abandonado hace tiempo. Incluso el Inspector Jefe Andy Redwood, el experimentado oficial investigador, ha admitido que podría haber muerto en el apartamento.

Los detectives y fiscales portugueses, así como investigadores británicos especialistas y un adiestrador británico de perros policía, llegaron a esa conclusión hace años.

El ex-detective que lideró la investigación original en Portugal, Gonçalo Amaral, reiteró en una entrevista reciente su firme convencimiento de que Madeleine murió en el apartamento el mismo día o noche en que desapareció.

Tal como se ha informado en el Algarve Resident, él afirmó que su investigación fue dañada por la implicación de política de alto nivel, que dejó muestras de ADN sin analizar y se pasaron por alto testigos clave.

Amaral y sus muchos seguidores rechazan completamente la idea de que Madeleine fue secuestrada – y, sin duda, no hay pruebas contundentes que apoyen esta teoría.

Al utilizar el término “rapto” o “secuestro” de Madeleine McCann, los principales medios de comunicación raramente matizan esta afirmación con palabras como “presunto”, “posible” o “dudoso”.

Ni tampoco se utilizaron estas palabras cuando Redwood dijo la semana pasada: “Los Servicios de la Policía Metropolitana siguen ofreciendo una recompensa de hasta 20.000 libras por información que conduzca a la identificación, arresto y enjuiciamiento de la persona(s) responsable del rapto de Madeleine McCann en Praia da Luz, Portugal, el 3 de mayo de 2007.”

¡Veinte mil libras! Está muy lejos de los 2,5 millones de libras de recompensa ofrecida a los pocos días de la desaparición de Madeleine, y una gota en el océano comparado con los millones que Kate y Gerry han, desde entonces, recibido en donaciones, además de la cantidad que el Met ha gastado hasta ahora en su infructífera búsqueda.

© Traducción de Mercedes

7 comentarios :

  1. Brillante artículo de recopilación de "datos". Nada más que añadir!!! He intentado poner enlaces a todas las traducciones de los artículos que cita para demostrar que no habla por hablar. Lástima que los investigadores de SY no tengan ni la más mínima memoria histórica.

    ResponderEliminar
  2. Bueno ... si los de SY no tienen memoria, se pueden pasar por alguno de los blogs que recopilan la historia, los artículos, los distintos presuntos y las numerosas pistas. Si hablan español, hasta pueden leerse este. Se quedaran asombrados.

    ResponderEliminar
  3. Chapeau, señor Len Port , ni una coma más que añadir. Más alto se puede decir, pero más claro...
    ¿ Veremos el día en el que esos tabloides tengan que poner un titular diciendo:
    " Sorry , en realidad con Madeleine McCAnn , ESTO FUÉ LO QUE SUCEDIÓ... " ?

    ResponderEliminar
  4. Mirando este blog no tendrian tanto trabajo!! Jeje!
    Besos
    Luci

    ResponderEliminar
  5. Creo que la pregunta que muchos se han hecho es esta y aquí creo está la clave:..."Tal como se ha informado en el Algarve Resident, él afirmó que su investigación fue dañada por la implicación de política de alto nivel, que dejó muestras de ADN sin analizar y se pasaron por alto testigos clave."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... la pregunta es por qué?

      Eliminar