domingo, 23 de noviembre de 2008

Caso Madeleine McCann - Declaración de Martin Smith


Volumen VI - Página PDF: 227 - Página sumario: 1.606


26 de Mayo de 2007


Comparece en calidad de testigo


Siendo de nacionalidad Irlandesa, no entiende la lengua portuguesa ni en su forma oral ni escrita, haciéndose acompañar por un intérprete, L.N.


Posee un apartamento en Vila da Luz, (...) pasan las vacaciones en Portugal, siempre en el apartamento, tres veces al año.


En lo que concierne a este período, dice que llegó a Portugal el día 30 de abril de 2007, teniendo el regreso previsto, el día 9 de mayo de 2007. Llegaron al aeropuerto de Faro, con salida de la ciudad de Dublín.


En cuanto a los hechos investigados, el día 3 de mayo, se desplazó con su familia al restaurante “Dolphin”, situado en PDL, donde cenaron. Cerca de las 21h00 salió del restaurante dirigiéndose al “Kelly’s Bar” a unos 50 metros del restaurante, haciendo el trayecto en un par de minutos. Ya en el Kelly’s Bar consumieron algunas bebidas, habiendo salido cerca de la 21h55, ya que su hijo tenía que viajar al día siguiente, muy temprano. Este bar está situado en Rua da Calheta.


Después de salir del bar, hizo el trayecto inverso hasta unas escaleras que dan acceso a la calle 25 de Abril. En esta intersección cogieron una calle secundaria, paralela a la calle 1 de Mayo, de la que no sabe el nombre, con destino a EDL, situada un poco más arriba de la Travesía da Escola Primaria. Después de entrar en esta calle, vio a un hombre con una niña en brazos, que caminaba normalmente y que encajaba perfectamente en aquel lugar, ya que era habitual ver a personas con niños en brazos, por lo menos durante el período de vacaciones. Adelante que ese individuo iba en sentido descendente, sentido contrario a la marcha del declarante y sus acompañantes. No conoce la dirección que tomó, ya que solamente lo vio cuando se cruzaron, pensó que serían padre e hija, no levantando en él ninguna sospecha.

Preguntado dice que cuando se cruzó con este individuo debían ser cerca de las 22h00, por lo que en ese momento desconocía por completo que había desaparecido una niña. Solo se enteró de la desaparición de la niña a la mañana siguiente, a través de su hija L. que se encontraba en Irlanda, y que envió un mensaje al teléfono del declarante relatando lo sucedido. Siendo conocedor de esta situación pensó que MADELEINE podría ser la niña que iba en brazos del individuo que vio.

En relación a la descripción del individuo que transportaba a la niña dice: caucasiano, cerca de 175 a 180 cm de estatura. Cerca de 34/35 años de edad. Complexión normal pero delgado. Cabello corto, con corte masculino normal, de color castaño, no sabe si oscuro o de tonalidad más clara. No usaba gafas, ni barba ni bigote. No se fijó en otros pormenores relevantes, ya que la luz era deficiente.

Vestía pantalones de color crema, de corte clásico, de tela. No vio los zapatos. En cuanto al vestuario del tronco, dice que no se fijó, no pudiendo describir el color o forma del mismo.

En cuanto a la criatura, dice que era de sexo femenino, con cerca de cuatro años, ya que era similar a su nieta de esta misma edad. Era una niña de complexión normal, con cerca de un metro de altura, no pudiéndolo afirmar de forma categórica, ya que iba en brazos. Tenía el cabello rubio, de matiz medio, o sea, sin ser muy brillante. Piel blanca clara, típica de los británicos. No pudo ver los ojos ya que iba durmiendo, tenía los ojos cerrados.

Vestía un pijama de color claro, no pudiendo definir el color. No estaba cubierta con una manta o cobertor. No puede afirmar si estaba descalza, aunque, en el seno del grupo, hablaron de que iba sin calzar.

Preguntado dice que el individuo no parecía un turista, no sabiendo explicar porqué tuvo esta sensación, aunque cree que sería por la vestimenta. Dice que transportaba a la niña sobre los brazos, con la cabeza recostada sobre el hombro izquierdo, la derecha del declarante. Dice que no llevaba a la niña de forma cómoda, denotando no estar acostumbrado.

Habiendo visto varias fotografías de MADELEINE e imágenes en la televisión, dice que la niña que viajaba en brazos de aquel individuo podría ser ella. No puede afirmarlo de forma inequívoca, aunque está convencido que era MADELEINE, además esta opinión es compartida por su familia.

Preguntado dice que el individuo no dijo nada, ni la niña, ya que esta dormía profundamente.

Dice que no tuvo posibilidad de reconocer al individuo de forma persona o fotográfica.

Adelanta que durante el año 2006, mayo y agosto, vio a ROBERT MURAT en los bares existentes en PDL, siendo que en una de esas ocasiones, la primera, él estaba ebrio, hablando con todo el mundo. En ese momento no usaba gafas. Dice que el individuo que transportaba a la niña no era ROBERT ya que lo hubiera reconocido inmediatamente.

Al serle preguntado dice que cuando vio al individuo estaba acompañado de su esposa M. S., su hijo P.S., su nuera, S., sus dos nieto de 13 y 6 años de edad respectivamente (hijos de P.), T. y C., su hija A. de 12 años, y otros dos nietos A. de 10 años y E. de 4, descendientes de su hija B., que se encontraba en Irlanda.

Añade que cuando se cruzó con el individuo este descendía por el centro de la calle, ya que a aquella hora la circulación de vehículos era escasa o incluso inexistente. El declarante también circulaba por el mismo lugar.

Dice que el grupo caminaba apartado por algunos metros, por lo que pudieron ver a la persona en distintas posiciones.

Se adjunta un croquis con la indicación del trayecto y lugar de visualización.

No tiene nada más que añadir para los autos. Leído el auto, dice estar de acuerdo, se ratifica y firma, junto con el intérprete.

© Traducción de Mercedes